Berta Valdés Torricella ha cumplido cien años. Dados los frecuentes desplazamientos de su familia, nació en Ceiba del Agua el 15 de abril de 1912. Su vida ha transcurrido fundamentalmente en La Habana. Graciasal ambiente marxista de su hogar, entró en contacto José Antonio Portuondo, quien ya abrazaba también esas ideas y crecía como intelectual relevante. Berta lo conoció primero por su voz en el programa de radio que él realizaba entonces, y de cuyos textos surgió uno de sus primeros libros. Se hicieron novios en 1936 y se casaron un lustro después. Desde entonces permanecieron unidos, hasta que en 1996 murió el eminente ensayista, profesor y diplomático que en el pórtico de sus libros hacía imprimir: “A Berta, compañera”. Eso fue para él, y sigue siéndolo en la lealtad del amor, la memoria y las ideas.

Trabajó de forma voluntaria como locutora en algunos de los programas radiales que hizo Portuondo, especialmente el dedicado a defender al niño español ante los desastrosos efectos de la guerra antirrepublicana, terrorista, desatada por fuerzas que hoy tienen continuadores putativos en el gobierno de aquel país. Portuondo halló en Berta, con la novia y la esposa de siempre, el apoyo afectivo en trincheras como la diplomacia, que él ejercía en México al producirse la ruptura de relaciones de los Estados Unidos con Cuba y la invasión mercenaria que el gobierno de la potencia norteamericana organizó, financió y desató contra el país caribeño, efervescente en el desarrollo de una revolución justiciera y en la defensa de su soberanía. Más tarde fue embajador asimismo ante el Vaticano, y en todo momento Berta estuvo a su lado.

Al cumplir cien años, continúa altiva, dueña de una lucidez y una prestancia física que siguen dando testimonio de la muchacha que unió su vida a la de Portuondo. Da pruebas de que también la patria, el pueblo, quienes en Cuba permanezcan fieles al afán de hacer un país cada vez más digno y generador de la justa equidad, y más desafiante de los lindes del pragmatismo y la resignación, tienen en ella lo que tuvo para sí el Portuondo cuyo centenario, cumplido el 10 de noviembre de 2011, merecía celebrarse con más destaque aún que el que se le dedicó. Como la tiene la memoria de Portuondo, Cuba sigue teniendo en ella a Berta, compañera.

Luis Toledo Sande

Publicado originalmente en Cubarte. El Portal de la Cultura Cubana:

http://www.cubarte.cult.cu/periodico/letra-con-filo/cumple-cien-anos-berta-companera/21883.html

About these ads