La autora de esta novela es la misma de El color púrpura (1982), distinguida con premios, traducciones y la memorable versión cinematográfica de Steven Spielberg. Pero The Temple of My Familiar (1989), que ahora publica en La Habana la Editorial Arte y Literatura, en español, con el título El templo de mi espíritu, vive de sus propios valores, y compendia el universo narrativo y conceptual de la también poeta y ensayista Alice Walker.
Con negros esclavos y otras etnias en sus ancestros, la escritora nació en Eatonton (Estados Unidos) en 1944. Desde que en 1968 salió su poemario Once [Una vez], ha publicado libros valiosos, mientras sobresale en causas como la lucha contra la discriminación racial y de la mujer, el bloqueo impuesto por el gobierno de su país a Cuba y los daños al medio ambiente.
El templo… reúne una galería de personajes que sufren las relaciones de poder entronizadas con la mundialización capitalista. La narración, hecha con hondura y delectación en los detalles, se enfoca desde el alminar estadounidense; pero con raíces y ramificaciones en América del Sur, en África, en Europa: en el mundo. Al representar eficazmente la complejidad humana, dinamita falacias que han servido para justificar monstruosidades, como la pretensión de que la historia de los Estados Unidos —“lo que unos blancos quisieron, pensaron e hicieron”— sea “el centro de atención de todos”.
Una mujer negra, Lissie Lyles, “la que recuerda todo”, aglutina la estructuración y marca la perspectiva del relato con una memoria que desborda la factografía individual. De ahí que un juicio suyo adelantado como epígrafe general —“Si han mentido sobre mí, han mentido sobre todas las cosas”— alcance en el desarrollo de la novela el significado multilateral que tiene.
Tensa la narración una bien tejida gama de conflictos, desgarramientos, placeres, discriminaciones, luchas, violencia, amor, ternura, sexualidad, creencias, relaciones de familia, experiencias vitales… Es otra muestra de cómo en la autora se “cosen” perspectiva social y oficio literario.
La traducción al español le valió al escritor cubano Manuel García Verdecia el reconocimiento de la novelista, caracterizada por el empleo del inglés popular negro (black folk English), y merecería una ponderación particular. Otro tanto cabe decir de la edición, a cargo de Surelys Álvarez González.

Luis Toledo Sande

http://www.bohemia.cu/2011/02/01/cultura/cuba-feria-libro-alice-walker.html

También se publicará en el número del 14 de febrero del año en curso, 2011, de la versión impresa de Bohemia, con un error de redacción, ajeno al autor, en el útimo párrafo. Donde debe leerse: “la novelista, caracterizada por el empleo del inglés popular negro (black folk English), y merecería”, se leerá: “la novelista; caracterizada por el empleo del inglés popular negro (black folk English), merecería “.

Anuncios