Cubierta de la ediciónUna nueva aparición de Versos libres, presentada en el Centro de Estudios Martianos al calor de la Feria Internacional del Libro Cuba 2013, confirma la previsión estampada por José Martí en uno de los poemas de ese volumen: “Mi verso crecerá: bajo la yerba, / Yo también creceré”. Se trata de la edición bilingüe –Free Verses / Versos libres– con traducciones del original al inglés por el ensayista e investigador jamaicano Keith Ellis, especialmente familiar en Cuba por sus contribuciones al conocimiento –asimismo en ambos idiomas– de José María Heredia y Nicolás Guillén. En particular la obra de este último tiene en él uno de sus mayores exégetas.

Impresa en Toronto gracias a una gestión del propio Ellis, y publicada en La Habana por la Editorial José Martí –que hace unos años puso a circular el volumen de poemas en otra edición bilingüe (español-francés, a cargo de Jean Lamore)–, la nueva salida de Versos libres tiene ilustraciones de Ernesto García Peña y diseño de Enrique Mayol Amador. Las tareas de edición las realizaron Diley Milián, Miguel Serrano, Susana Díaz e Isamary Aldama. Verdadera joya editorial, el libro rinde a Martí un homenaje que no se agotará en el aniversario 160 del poeta.

Para su traducción de Versos libres se basó Ellis en la rigurosa edición crítica del legado poético martiano dirigida por Cintio Vitier y Fina García Marruz. Además de ofrecer trascripciones cuidadosas de los poemas, esa edición reúne como Versos libres no solo los textos que Martí mencionó en un índice trazado por él –clara evidencia de su voluntad de publicar el libro–, sino un ciclo formado por los poemas de espíritu y características formales afines. Ello supuso, entre otros aciertos, la disolución de Flores del destierro, cuya factura editorial no fue dispuesta ni sugerida por Martí.

Favorecer el disfrute de Versos libres en general es encomiable, y hacerlo para anglohablantes tiene un sentido especial: en gran medida esos poemas nacieron de la experiencia estadounidense de Martí. Se ubican, por tanto, en el diálogo intercultural con que él –ejemplo de hondura crítica– propició en el ámbito de la lengua española el conocimiento de los Estados Unidos: de su historia, su política, sus letras, sus logros y sus lacras; de “sus apóstoles y sus bandidos”, para decirlo con palabras del poeta.

Una nota del propio Martí en un poema de Versos libres revela que por lo menos en 1878 empezó a escribir ese conjunto, y todavía en 1893 –de lleno en la organización de la guerra revolucionaria– laboraba en él; pero lo dejó inédito y parcialmente inconcluso. Desde que se publicó en 1913, dieciocho años después de muerto el autor, genera ecos germinadores: sin afán de exhaustividad recordemos que se han sentido, por ejemplo, en El Cristo de Velázquez, de Miguel de Unamuno; y, más allá del posible conocimiento de la producción martiana, en Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca, y en el pulso de la producción de César Vallejo.

Versos libres constituye el núcleo volcánico de la poesía de Martí. Al parecer, aunque no cabe poner en duda que la admiró, Rubén Darío no había calado suficientemente en los valores de esa zona de la obra martiana cuando en carta de noviembre de 1888 expresó esta añoranza: “¡Si yo pudiera poner en verso las grandezas luminosas de José Martí!”

Entonces Martí, a quien Darío reconoció como maestro, había publicado poemas dispersos en revistas y periódicos, y un solo poemario: Ismaelillo. No había escrito Versos sencillos, y se ignoraba la existencia de Versos libres. Eso explica los términos de la declaración hecha por el Darío lector de las colosales crónicas de Martí difundidas en La Nación bonaerense y en otras publicaciones periódicas latinoamericanas.

Para la publicación de Free Verses / Versos libres los editores adoptaron como prólogo al poemario un texto del maestro Cintio Vitier, y escribió especialmente para ella un prefacio el autor de este artículo, donde, sin espacio para otras consideraciones, reitera que lo hecho por Keith Ellis al traducir con sabiduría y respeto el abarcador ciclo de poemas de Martí es una verdadera proeza. Contribuirá al mejor conocimiento de una obra que encarnó a pareja altura la honradez y la belleza, y que sigue creciendo.

Luis Toledo Sande

Publicado originalmente en Bohemia Digital:

http://www.bohemia.cu/2013/03/11/cultura/libro-marti.html

Bajo el mismo epígrafe (“José Martí, poeta”) y con el mismo título (“Una edición para el diálogo intercultural”) que en la versión digital de la revista, aparecerá en la edición impresa.

Anuncios