Cubierta del libroUn nuevo libro abunda en un asunto de capital importancia: el tiempo que José Martí vivió en Nueva York de enero de 1880 a enero de 1881, y desde agosto de ese último año hasta su salida a inicios de 1895 hacia Cuba para participar en la guerra de liberación que él había preparado. Equivale a decir que en la etapa de su mayor madurez tuvo un mirador por excelencia para observar, con pupila abierta al mundo, lo que ocurría en una nación voraz donde el capitalismo se encaminaba, con pasos agigantados, hacia su fase imperialista.

Esa realidad fogueó el proyecto revolucionario martiano, medularmente concebido para Cuba y nuestra América toda, de tanta herencia feudal, pero fraguado en gran parte desde el país donde se gestaban, y se disponían a estallar, las contradicciones capitalistas de más fuerte empuje. He ahí —lo corrobora el libro saludado— uno de los pilares en la vigencia del ideario político de Martí.

Para escribir los seis ensayos que agrupa En el festín de los asombros (Sancti Spíritus, Ediciones Luminaria, 2013), Juan E. Bernal Echemendía centró su atención en aquel turbulento entorno, el cual lo movió a sostener, desde el título del texto inicial, que Nueva York “es más que una ciudad”, y a titular otros “La rebelión de los espíritus” y “José Martí y la poética del desastre”. Así también el lenguaje se asocia al ambiente estadounidense que suscitó en Martí el uso frecuente del vocablo festín y que, si pudo causarle asombros, mucho más aún le propició desentrañamientos, revelaciones, claridad interpretativa para actuar.

Sin menospreciar la médula de los hechos, el libro se adentra en los efectos emocionales de aquella sociedad sobre el revolucionario desterrado: junto a los grandes sucesos económicos y políticos, “las tradiciones culturales y religiosas, así como la movilización de un conjunto apreciable de conceptos de todo tipo, hicieron impacto en la sicología de este hombre de fina noción de lo humano”.

El libro lo ratifica: tanto al valorar la situación del indígena, echado de sus tierras por el capitalismo en expansión, o la del negro, víctima sucesiva o simultánea de la esclavitud y el Ku Klux Klan; como al discurrir sobre asuntos religiosos, las inmigraciones o cualquier otra arista de la sociedad que se amasaba en los Estados Unidos, Martí reaccionaba contra “la marginación de los seres humanos”: contra la opresión de unos seres humanos por otros.

Frente a ese entorno se afianzó en Martí “una alta susceptibilidad, no solo para captar el curso de los eventos, sino para arribar a conclusiones de peculiar profundidad”, vigentes hoy. Añádase que el desterrado que en el México de 1876 se definió “para la lisonja, siempre extranjero; para el peligro, siempre ciudadano”, en las entrañas del monstruo imperial fue un ciudadano del deber y, en esa medida, un revolucionario estadounidense. La certidumbre se confirma también con la lectura de este nuevo libro, donde, como en texto fértil que es, se halla luz para confirmaciones y debates.

Desde que, como parte de la Feria Internacional del Libro Cuba 2013, se anunció su presentación en la sede nacional de la Sociedad Cultural José Martí, en La Habana, y en la Biblioteca Provincial Rubén Martínez Villena, de Sancti Spíritus, se sabía que En el festín de los asombros sería una obra valiosa. Durante años el autor ha tenido en Martí uno de sus principales temas investigativos.

Iluminado por esa dedicación ha participado en una larga labor de promoción cultural, extendida a otras áreas del saber, y con valor de actualidad. Lo prueba su quehacer en la mencionada Sociedad Cultural, no solo en la filial del territorio espirituano, donde su empeño ha dado vida a logros varios, como el relevante Coloquio Voces de la República.

En el festín de los asombros enriquece la obra de quien ha publicado poemarios y otros volúmenes ensayísticos sobre asuntos diversos. ¡Ah!, si un caminante no lo encontrase por el nombre con que firma sus libros, pregunte sencillamente por Juanelo, y no faltará quien le oriente cómo llegar a un buen amigo.

Luis Toledo Sande

Publicado en Bohemia Digital:

http://www.bohemia.cu/2013/03/25/cultura/libro.html

y en la edición impresa de la revista:

Bohemia, 5 de abril de 2013

Anuncios