Foto de Fernando Morais y cubierta del libroLa edición brasileña —Os últimos soldados da Guerra Fria (Companhia das Letras, 2011)— le valió a este libro el Premio Brasilia de literatura en la categoría de Reportaje, otorgado el mismo año de su publicación en español, que estas líneas saludan: Los últimos soldados de la Guerra Fría (Editorial Arte y Literatura, 2012). Su autor, Fernando Morais (Brasil, 1946), es un buen ejemplo de que las fronteras entre periodista y escritor son, cuando menos, discutibles.

Con la profesionalidad y la honradez que lo caracterizan, Morais trata el contenido que anuncia el subtítulo: La historia de los agentes secretos infiltrados por Cuba en organizaciones de extrema derecha en los Estados Unidos. No se ciñe estrechamente a esa historia, en la cual han brillado el pensamiento y la conducta de los luchadores antiterroristas Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González: la ubica en su contexto, y en la trascendencia de lo hecho por ellos.

Se adentra en las interioridades de la mafia contrarrevolucionaria en cuyo seno arriesgaron su vida, y en la trama del poderoso imperio que financia esa mafia para utilizarla, aunque a veces parece rehén de ella. En tal entorno es aún más ejemplar la integridad de patriotas que actúan guiados por ideas, por valores morales.

Basado en una minuciosa investigación, el reportaje acude a recursos propios de la literatura policíaca y de la crónica roja y la social, manejado todo con el alto oficio de quien lo escribió. El texto en el cual no faltan toques de humor sarcástico bien dirigidos sobresale por su objetividad, que Morais no confunde con esa mal entendida imparcialidad que en otros autores expresa carencia de ética.Es un libro atractivo por el asunto abordado, y por una soltura digna de análisis para valorar sus condicionamientos y su eficacia.

Tiene en la base una minuciosa investigación bibliográfica, y se aprecia el acceso a fuentes que no se regalan. Entre sus mayores aciertos figura la naturalidad con que trata los desgarramientos y actitudes de seres humanos que, para cumplir la peligrosa función asumida, encaran el riesgo de ser tenidos por traidores a su patria. En esa tensa realidad se debaten asimismo los familiares.

El volumen merece estar en librerías, bibliotecas y hogares, no arropado por una banda comercial, sino por la gratitud de los defensores de la justicia en el mundo. Es una trinchera de ideas y datos en la lucha por la liberación de los cuatro héroes cubanos que aún permanecen injustamente en cárceles estadounidenses.

Al camino sembrador que, en cuanto a libros del carácter del reseñado, abrió Morais, se ha sumado recientemente otro volumen valioso, venido no ya del sur del continente, sino de la norteña Canadá: Lo que hay del otro lado del mar: la verdadera historia de los Cinco cubanos, de Stephen Kimber, obra que ya va recibiendo también atención, y de seguro recibirá más, como la de Morais.

Ambos textos merecen el mayor premio posible: que se logre la victoria buscada sin necesidad de nuevas contribuciones similares. Pero, más allá de este caso, mientras exista el imperio que tiene cuartel general en los Estados Unidos, será necesario seguir batallando por la justicia, sean frías o calientes las guerras con que esa potencia y sus vasallos intenten permanecer y medrar.

Luis Toledo Sande

Publicado originalmente en Bohemia Digital:

http://www.bohemia.cu/2013/10/25/cultura/hechos-justicia-valor.html

Aparecerá tambien en la edición impresa de la revista

Foto de Fernando Morais tomada de internet, y cubierta del libro fotocopiada por E.C.L.

Anuncios