El antimperialismo no es una servilleta

Ilustración en Cubarte

Ilustración en Cubarte

En respuesta a un adversario —en quien no se detendrá este artículo, entre otras razones porque ya ha merecido muchas refutaciones más—, Atilio Boron se ha referido a la América Latina y el Caribe y, en el área, a “sectores minoritarios de nuestras sociedades que todavía creen en la eternidad y el carácter inexpugnable del imperio americano, cual si fuera una maldición bíblica de inexorable concreción”. Sin reparar en el empleo de americano por estadounidense —uso incorrecto que comúnmente pasa como si fuera una minucia léxica, pero acarrea una gruesa confusión conceptual—, las palabras del sociólogo argentino merecen atención. Read more…

LEONEL LÓPEZ-NUSSA El dibujo: pasión y pensamiento

Todas las fotos provienen del archivo de la familia López-Nussa

Todas las fotos provienen del archivo de la familia López-Nussa

Como ilustrador, y sobre todo como crítico de arte, Leonel López-Nussa hizo época en Bohemia. Lo confirma la muestra de su quehacer exegético incluida en la entrega especial que Noticias de Artecubano editó como catálogo de La pintura respetuosa, exposición que en mayo pasado se le dedicó en la Galería El Reino de Este Mundo, de la Biblioteca Nacional José Martí. Read more…

Para que la democracia sea democracia

Fidel y pueblo en la Plaza de la Revolución José Martí. Foto: Roberto Chile.

Fidel y pueblo en la Plaza de la Revolución José Martí. Ilustración en Cubadebate. Foto: Roberto Chile.

Desde que se acuñó para nombrar una forma de funcionamiento social en la Grecia culta y fértil, pero esclavista, el término democracia —etimológicamente, poder del pueblo— ha venido cargando con realidades y embustes, logros y manquedades, en proporciones varias. Así y todo, constituye un desiderátum de la mayor importancia para la humanidad. Pero causa espanto el atolladero a que ha llegado su uso en las versiones privilegiadas en el mundo por los medios imperantes, instrumentos de los poderosos. Read more…

Para merecer decir “¡Somos Fidel!”

Ilustración en Cubarte.

Ilustración en Cubarte.

En la Plaza de la Revolución José Martí, el pasado 29 de noviembre, mientras se le rendía homenaje multitudinario al líder fallecido cuatro días antes, Nicolás Maduro contó que, pocos años atrás, en medio de una conversación premonitoria en muchos sentidos, Fidel les dijo a él y a Evo Morales: “Yo hice ya mi parte. Ahora les toca a ustedes”. Más allá y más acá de esos dos políticos sudamericanos formados sobre sus propias raíces nacionales y culturales, y en la estela emancipadora que inició la Revolución Cubana, el reclamo del Comandante en Jefe puede tomarse como dirigido en especial a su propio pueblo, que debe leerlo también así: “Ahora les toca, les sigue tocando a ustedes, mucho más aún que hasta el presente”. Read more…

Fi(d)eles a su ejemplo

Desde el seno mismo de la obra revolucionaria que él fundó, de distintos modos se ha dicho que nadie volverá a tener en Cuba la autoridad que décadas de consagración a su pueblo concentraron legítimamente en Fidel Castro. Al vaticinio se suma la comprensión de que se trata de un ser humano cuyos cargos podrán o deberán necesariamente ser ocupados por otros, pero él —de tan excepcional— es insustituible. El propio Raúl Castro, que por méritos propios y de manera constitucional lo remplazó al frente del Partido y de los consejos de Estado y de Ministros, ha proclamado que únicamente un equipo de trabajo podría dar continuidad a la brega que protagonizó el líder cuya existencia física ha cesado. Read more…

Soneto y su nota

SONETO EN MARCHA

Para una destinataria que lo sabe:

Liset García Rodríguez

Qué alada usted, señora, qué prestancia
se revela en sus pies, tan matutinos.
No digo que me enseñan los caminos,
pero mi andar tras ellos va con ansia. Read more…

Política y elecciones en los Estados Unidos vistas por José Martí

En su esencia, y hasta en detalles, los textos de José Martí sobre los Estados Unidos parecen de hoy. Escrutó esa nación con la inteligencia y la honradez que lo caracterizaron, y no incurrió en el deslumbramiento que han empañado no pocas miradas. En el que sus Obras completas se da como primero de sus cuadernos de apuntes —ubicado en 1871, cuando contaba dieciocho años—, la impugnó por consideraciones emocionales y de idiosincrasia, y asimismo en lo económico y social: “Las leyes americanas han dado al Norte alto grado de prosperidad, y lo han elevado también al más alto grado de corrupción. Lo han metalificado para hacerlo próspero. ¡Maldita sea la prosperidad a tanta costa!”. Más que alabar el bienestar material, a lo largo de su vida valoraría la bondad y la cultura. Read more…